© 2017 www.gtcult.com for Gentlemen Drive Magazine

  • Oriol Vilanova - @gentlemendrive

BMW M3 CS


Las siglas M de BMW son toda una declaración de intenciones y si además vienen seguidas por las de CS la cosa promete aún más. Tanto es así que el M3 CS no defraudó en ningún aspecto.

Hablando de aspecto, la configuración de la unidad que probamos no dejaba indiferente. Su color Frozen Dark Blue mate en contraste con el techo y los detalles en carbono, las llantas de 19 y 20 pulgadas en acabado oscuro y las lunas tintadas le daban un look tremendamente agresivo, de chico malo. Una imagen delincuente que muchas veces asustaba a los coches y conductores con los que me cruzaba. Una exclusiva y vitaminada berlina de las que tan sólo se fabricarán 1200 unidades y tan sólo 10 se comercializarán en España.

Pero detrás de esta estética agresiva y musculosa se esconde también una auténtica bestia del asfalto. Con una potencia de 460 CV y una cuidada construcción enfatizando la ligereza en todos sus detalles y componentes, le M3 CS es una de la berlinas más rápidas jamás fabricadas por la marca alemana y un vehículo para rienda suelta a todos los placeres de la conducción deportiva.

Como ya hemos comentado, su estética está muy acorde a las prestaciones que esconde su abultado capó y no defrauda ni lo más mínimo; sino todo lo contrario. Una vez subes a bordo, el tacto de su acabados en Alcántara, cuero y los detalles en aluminio y carbono te trasladan a un ambiente sobrio y deportivo sin igual. Su volante grueso y una posición de conducción extremadamente ergonómica donde toda la información está ligeramente inclinada hacia el conductor invitan a apretar el botón de Start para empezar a escuchar el rugido de su motor.

Su motor de 6 cilindros en línea Twin Turbo es infatigable y la precisión con la que se conduce el M3 CS es asombrosa. Además sus tres modos de conducción, permiten disfrutar de la máxima agilidad, precisión de dirección y dureza de suspensión según las necesidades y las características de la ruta. Algo ideal para hacer de nuestro día a día mucho más fácil y placentero. Aunque la máxima diversión se encuentre en los reglajes más deportivos tanto de motor, dirección y suspensiones...la mayoría de veces las condiciones no son las adecuadas y en tráfico, por ciudad o simplemente cuando necesitas un viaje más tranquilo y sosegado también se agradece poder hacerlo de forma confortable en el M3. En cambio, en aquellos momentos que cierta locura cuando te atreves a pisar a fondo y descubrir un poco los límites del vehículo, en seguida te das cuenta que estas a los mandos de un auténtico pura sangre. Su aceleración es colosal y aunque el tren trasero pierda tracción incluso cuando engranamos la segunda y la tercera velocidad, la sensación de eficacia es absoluta. Y es que el M3 CS te permite disfrutar a lo lindo. Sus sobrevirajes son nobles y sus reacciones, aunque bruscas, son intuitivas. Un deportivo que transmite confianza, de medidas compactas y de gran versatilidad. Pues nunca antes había considerado a la berlina M3 como una alternativa al coupé M4. Pero después de haber probado el M3 CS, la decisión se hace mucho más compleja. Un automóvil que te sorprenderá y que nunca jamás te podrás quitar de la cabeza. Así es el M3 CS. Cuando se prueba no hay vuelta atrás.

Texto y Fotos: Oriol Vilanova (@oriol.vilanova)

Síguenos en nuestro Instagram: @gentlemendrive

#BMW #M3CS #M3 #CS #Mpower #gentlemendrive #oriolvilanova #mallorca #testdrive