• Oriol Vilanova (Text and Photos)

Hispano Suiza Carmen

El primer Hypercar eléctrico ya rueda por nuestras calles


Renacimiento Aunque en Gentlemen Drive seamos más de V12, V8 y motores de 6 cilindros con cierta musicalidad; hay vehículos eléctricos que también nos cautivan. Fuimos de los primeros en probar un Tesla Roadster en 2009 cuando ni siquiera la marca ni su fun- dador estaban en boca de todos. También vimos nacer al Rimac Model One cuando una intrépida pareja croata lo presentaron en Villa d’Este en 2012. Seguramente también fuimos los primeros en acabar encima de una grúa con un BMW i3 para completar los 500 metros que nos faltaban para llegar a casa y la autonomía y las baterías dijeron basta. O sea que cierta ex- periencia en autos eléctricos tenemos por lo que nos permitimos hablar de ellos con cierto criterio aunque como sabéis no son el “core business” de nuestra revista. El pasado mes de Marzo durante el Salón de Ginebra nos sorprendió la noticia del resurgir de una de las marcas más emblemáticas de nuestro automovilismo. Sin duda la Hispano Suiza fue una marca de referencia en su época. Un visionario industrial barcelonés (Damián Mateu) y un genio suizo de la ingeniería (Mark Birkigt) unieron esfuerzos para crear lo que en el tiempo se convirtió en la marca de automóviles de referencia. Su apuesta por la competición inicial sirvió para que su avanza- da tecnología fuera la más fiable y poco a poco, sus niveles de sofisticación y exclusividad la convirtieron en la marca preferida de la clientela más selecta. Incluso otras marcas como Rolls-Ro- yce utilizaban patentes de la Hispano para dotar a sus auto- móviles de la tecnología más puntera no tan sólo en motores sino también en suspensiones y sistemas de frenada. Durante muchos años fue la punta de lanza de la industrialización de España y la marca europea con más caché y más apreciada en otros continentes como el americano donde incluso humilló en competición y en su propio terreno a marcas tan míticas como la propia Stutz.


Cualquiera que entienda un poco de automóviles sabrá que Hispano Suiza siempre ha estado entre las más grandes. Así pues vivimos intrigados la noticia de su renacer. Cuando se desveló el Carmen, no nos dejó indiferentes. La apuesta era firme. Osada y valiente. Su diseño no era para nada “mainstream” sino que inspirándose en uno de los modelos más icónicos de la marca; el Dubonnet Xenia de 1938, quería romper la monotonía actual de los hyper-cars con una estética iconoclasta y retro-futurista llena de interesantes detalles y referencias pero con unos volúmenes extremadamente sensuales. También discrepé con muchos de mis colegas sobre la tecnología eléctrica. Los más románticos echaron en falta los grandilocuentes motores de combustión que habían hecho famosa a la marca de la cigüeña. Pero esencialmente; el ADN de la marca era otro. La Hispano Suiza siempre se caracterizó por usar tecnolo- gía de vanguardia, y hoy en día la vanguardia (nos guste o no) es eléctrica. Además; Hispano Suiza no está sola en esta apuesta. Marcas como la recién creada Pininfarina Automobili (actual- mente propiedad de Mahindra) o Lotus apuestan también por el concepto del hyper car eléctrico. Incluso Rimac o la japonesa Spark continuan como actores en este escenario. Y es bueno que hayan más “players” en este segmento ya que entre todos están cambiando el “mindset” de muchos coleccionistas que poco a poco ven como una oportunidad el ser los primeros en apostar por este tipo de vehículos. No obsante, y gracias al “expertise” de su partner tecnológico QEV Technologies y la enorme experiencia en la FIA Fórmula E; Hispano Suiza vuelve a liderar el sector más premium de los automóviles eléctricos, siendo a día de hoy, el único hyper car de estas características capaz de rodar satisfactoriamente tanto por las calles de nuestras ciudades como por los circuitos más exigentes.

41 vistas

© 2017 www.gtcult.com for Gentlemen Drive Magazine