• Oriol Vilanova - @gentlemendrive

Flavio Manzoni - Ferrari Design

Recuperamos una entrevista del año 2012 al Director de Diseño de Ferrari



¿Qué te inspiró para empezar tu carrera como diseñador?

Seguramente mi padre, que era muy hábil con un lápiz en la mano. De pequeño lo intentaba emular. Me asombraba todo lo que él hacía; la pintura, el diseño, la arquitectura...a esta pasión se le unió la de los automóviles. Me chiflaban! Con mi hermano nos pasábamos horas dibujando coches (Maurizio Manzoni, su hermano, también es un diseñador y tiene un estudio propio en Florencia). Nos divertíamos diseñando un nuevo automóvil cada día. Creo que mi formación fue ecléctica. Me gustaba hacer de todo, diseñar todo tipo de productos.


¿A nivel profesional te inclinaste por el automóvil por ser el producto más completo?

No, creo que fue simplemente por ser un enfermo de los coches!  (ríe)

No creo que lo sepa explicar, es un instinto. El hecho de dar forma a un automóvil me ha emocionado siempre. Hay también alguna cosa de irracional en ello respecto a otros productos. Me gustaría diseñar una "Brionvega", es decir, diversificar mucho. No obstante, el automóvil te marca. Quizás nací en una época muy volcada hacía el automóvil. Viví todas las utopías de los años 70 que los grandes visionarios como Syd Mead imaginaban. También los grandes carroceros como Giugiaro, Pininfarina, Bertone... Sus trabajos me ayudaron a imaginar que en el año 2000, cuando fuese un adulto, los coches fuesen casi naves espaciales. Medios de transporte capaces de volar sobre un cojín de aire.  Era apasionante. Me imaginaba una evolución de este producto, me estimulaba...Imaginaba un futuro.

Tenía muy claro que yo quería trabajar en esto. Después de participar y colaborar con propuestas de diseño en algunas revistas, me recomendaron estudiar arquitectura y después especializarme en diseño industrial. Descubrí que la Universidad de Florencia me podía ofrecer esta oportunidad de crecer haciendo lo que me gustaba. Cuando llegó el proyecto de fin de carrera, no me lo pensé dos veces y quise hacer un proyecto automovilístico. Gracias a este proyecto tuve la oportunidad de entrar en Lancia y empezar mi carrera como diseñador de coches.


¿Qué año era?

Fue en el 92. Cuando empecé a trabajar, aún hacía varios proyectos de arquitectura, de diseño gráfico...Después, poco a poco, cuando aumentaron mis responsabilidades fui dejando lo otro para concentrarme al 100% en los automóviles. El problema es que la vida tiene fecha de caducidad, porqué me gustaría hacer un poco de todo. Cuadros, esculturas, casas, edificios....


Veo que tienes esa una insaciable necesidad creativa...

Exacto!... Keith Jarret, el pianista de jazz que te había comentado antes de empezar la entrevista, lo describía perfectamente; "El deseo feroz de crear". También me ayudó mucho la capacidad de visualizar mentalmente el producto que quiero diseñar. Yo no diseño buscando la idea, diseño aquello que tengo en la cabeza. Es una cosa que siempre me ha ayudado mucho. Muchas veces me levantaba por la mañana con la idea ya acabada y rápido la empezaba a dibujar para no perderla. 


Cuando eras un niño, ¿qué coche té marcó más?

La Lancia era una cuestión de familia. Mi padre tenía la Fulvia berlina. Mi tío, el cual adoraba, tenía una Fulvia HF. Recuerdo que me sentaba en la escalera de casa y me pasaba horas dibujándolo. Sin duda la Fulvia siempre me ha marcado. Por su simplicidad pero también por su diseño extremadamente icónico.  El diseño de su trasera...,  es un conjunto de elementos totalmente armónicos como si hubieran nacido de tal forma, sutil, natural... Es un volumen casi náutico, donde su trasera, cortada como una sección se convierte en generatriz del volumen general del vehículo. 

Incluso una vez fui a conocer a Piero Castagniero, su diseñador. Tenía unos 90 años cuando lo visité. Mi amor por la Lancia ha estado siempre muy fuerte.


¿Así tu automóvil preferido es la Fulvia sin lugar a dudas?

En un cierto momento de mi vida lo fue. En 2001 cuando dirigía el estudio, empezó a surgir la moda del retro-design, del que nunca he sido un admirador. Lo encuentro un problema. En mi infancia nunca me hubiera imaginado que algo así podía ocurrir. Además hace más de 30 años que esto sucede. La Nissan B1 (1989), los Bugatti de Giuigiaro a principios de los noventa...y después toda la serie infinita de "remakes" que han hecho todas las marcas...Como he dicho, es un problema, un signo de decadencia...no hay un sueño, no se cree más en el proyecto de futuro. 


En la úlltima entrevista que le hicimos a Andrea Zagato él lo definía como el fin de una etapa...

Exacto.

Yo hice un estudio para analizar esta situación y buscar soluciones. Creo que necesitamos mirar hacia delante. Necesitamos volver a soñar otra vez. Eso no quiere decir que tengamos que olvidar la historia, esta tiene que ser un estímulo para mirar hacia delante.

Como decía, el proyecto de la Fulvia fue un ejercicio para dar una imagen más fuerte a la Lancia pues estaba sufriendo muchísimo. 


¿Y que opinión te merece la Lancia hoy en día, cuando en definitiva ofrecen Chryslers rebautizados?

Mejor pasamos a la siguiente pregunta 


Se levanta va hacía su escritorio y me invita a sentarme enfrente de su ordenador. Allí me va enseñado y explicando detalladamente distintos proyectos de diseño. Desde un catamarán, un complejo residencial en Costa Esmeralda pero una vez más se detiene entusiasmado comentando proyectos automovilísticos como el Lancia Dialogos, el Fulvia, la Tesis...


¿Qué te parece si repasamos tu trayectoria como diseñador en las distintas marcas donde has trabajado? Iniciaste en Lancia, después has ido a Seat...

Si, en Seat me fuí en 1999 y estuve unos tres años. Después a finales del 2001 regresé a Lancia como director del Centro Stile, cuando la mayoría de proyectos que te estaba enseñando fueron hechos.


¿Qué diferencias encuentras entre la manera de trabajar alemana y la manera de trabajar italiana?

Bueno, en España, en Seat, se trabaja bastante a la italiana. No hay demasiada diferencia; somos como primos hermanos, una misma cultura mediterránea... Nos parecemos bastante y planteamos los proyectos de una forma similar.  En cambio en Alemania...hay método, sistematización, la capacidad de hacer un trabajo organizado; cosa que en Italia muchas veces no estamos habituados. Pero tenemos otras ventajas, como por ejemplo la capacidad de reacción. Es decir, hacer frente a una emergencia a una situación que pide una respuesta rápida.

Crear una estrategia muy clara, muy sistemática, ha sido la clave del éxito de marcas como Audi. Seguramente sin basarse en grandes saltos de imaginación, pero si basándola en una evolución del lenguaje, estable, para reforzar la coherencia de la marca. Esto es una cosa que los italianos no hemos sabido hacer a lo largo del tiempo. Es evidente.


Y en cambio ahora en Ferrari, aunque sea una marca italiana es una referencia mundial en automóviles deportivos, una leyenda...¿Qué experiencias en otras firmas has traído, en qué se basa tu aportación?

Este reto lo afronto con un background, con un bagaje que sin mi experiencia previa, especialmente en el Grupo VW no sería la misma. Al trabajar allí se me abrió un mundo diferente, trabajar con un método diverso, hago tesoro cada día de esto. Pero aquí en Ferrari hay una diferencia básica fundamental. No se hace nada que ya ha estado hecho. Como dice Montezemolo no existen los "deja vu".  Por ejemplo, durante el desarrollo de la F12 se hicieron algunas propuestas de ala aerodinámica en el montante posterior similares a las que presentaba el 599 Fiorano. Rápidamente fueren desechadas. No hay una idea fuerte de un modelo que pueda ser repetido en otros. Esto no existe en Ferrari. Es una idea que encuentro muy bella pero también muy difícil. Mientras otras marcas trabajan, por criterios de diseño, en una imagen de marca transversal; en Ferrari no. Cada proyecto, cada nuevo modelo debe ser eso, nuevo, único. Aunque tener también una fuerte identidad Ferrari. Este es el trabajo, extremadamente difícil, que hacemos aquí. Pero al mismo tiempo es fascinante. Cada nuevo proyecto es un nuevo viaje. 

Como sabemos, hoy en día la tendencia es declinar un diseño de marca para obtener una familia de modelos; todos con el mismo cromosoma. Aquí en Ferrari esto se convierte en absurdo. 


Pero siguen siendo tan especiales y siempre muy Ferrari, diferentes pero con un mismo ADN....

Si, aquí he aprendido a buscar la perfección, la excelencia en el diseño, en la calidad del diseño que al final se traduce en calidad percibida del automóvil. 


Y sin duda se percibe y mucho en el nuevo F12 Berlinetta; dónde sin dejar su extrema modernidad y sin parecerse a ningún modelo en particular se intuyen diferentes iconos de la marca...¿Cuál es su Ferrari favorito?

Hay muchísimos. Me encanta el 308 y ahora soy más que feliz de poder conducir uno. Quizás la mía preferida es la 330 P3/P4, es un automóvil de una belleza perturbadora, de una gran sensualidad y potencia pero además un bólido para la pista. Es increíble que un objeto pensado puramente para dar prestaciones sea tan bello. Me encanta también la 250 GT SWB, la Dino, la P5 como concepto por su originalidad y coherencia... hay tantos....


Pues pasamos a la siguiente pregunta...

Perdona, me he dejado también el Ferrari 275 GTB/4, la 512 BB....son también obras maestras!


Después de hablar de estos coches de ensueño, y habiendo trabajado también en proyectos de diseño de automóviles utilitarios, más funcionales ¿Cuál crees que marcó una época?

El 500. És un mito, un "capolavoro" casi indefinible. De hecho, yo era el director del Centro Stile Fiat cuando hemos iniciado el proyecto del nuevo 500. Nunca me darán los créditos ya que me marché de Fiat antes de que el modelo fuera presentado, pero fue desarrollado bajo mi tutela. Después de Lancia, en el 2003, he pasado a dirigir la Fiat. Me marché a Wolfsburg en 2006, meses antes de que saliera al mercado. 




Ferrari Design


¿Por qué piensas que Ferrari es una de las marcas con más valor en el mercado? 

Ferrari tiene algo de inefable, una cosa que golpea el imaginario de cualquiera, sus fantasías, sus deseos... ¿Por qué? Porqué es un mito, una leyenda . Como lo que comentábamos durante el almuerzo; si pensamos lo que ha construido Enzo Ferrari cuando tenía ya más de 50 años...es increíble. En pocos años lo que fue capaz de hacer.. No sé cuanta gente es capaz de hacer algo similar, aparte de Steve Jobs....quizás pueda ser un equivalente... Uno que construye en pocos años una leyenda. Algo que se convierte en el sueño y en la aspiración de todo el mundo.

Es difícil de describirlo...


Te comprendo, es un sentimiento abstracto, pero extremadamente rico en matices... 

Si la Ferrari tiene algo de imponderable, la Ferrari es...


Pasión! (repetimos al unisono)

Cierto, la Ferrari es la pasión total. La capacidad de unir en un objeto, que prácticamente es una obra de arte, la belleza y la perfección técnica, la máxima prestación. Es una fusión que no todos saben hacer. 

Para mi el automóvil representa para el hombre, sintetizando, la necesidad de libertad y de afirmación. Las carreras porque nacen, por esto; son un reto. Un reto  con ellos mismos y con los otros. Ferrari representa el hito más grande del hombre en este sentido. La culminación.


¿Cuando has llegado a Ferrari Design que has encontrado? A nivel de equipo, de infraestructura...

Sólo había un pequeño equipo de 3 ó 4 personas. Mi proyecto en cambio era crear un Centro de Diseño como tal. Un órgano completo capaz de trabajar todo el proceso de diseño, desarrollar el estilo de un automóvil de principio a fin. He tenido que afrontar en paralelo, todas las dificultades que conllevan crear una estructura nueva de diseño.  Primero, constituir un equipo capaz de afrontar todas las etapas del diseño de un automóvil. Segundo, la creación de un espacio con su attrezzo y su equipamiento para trabajar, puestos de trabajo, oficinas...pero sobretodo la modelería. También salas de presentación,  salas virtuales... 

Después, sentar las bases para construir una evolución de la estética de Ferrari. Hacer todo esto en paralelo con el desarrollo de nuevos vehículos como el F12 pienso que ha sido la empresa más grande de mí vida. 


Entrando más en materia, ¿como analizas la herencia, la tradición y la historia de Ferrari y como ves su futuro?

Ferrari tiene todas las cartas en regla para mirar al futuro de manera inspirada y con una visión clara. Lo que me ha fascinado del mensaje de Montezemlo cuando me ha llamado para ofrecerme el puesto de director de diseño fue el siguiente: "Quiero hacer cosas superlativas y originales y quiero ir más allá". Mientras tantísimas marcas miran al pasado, me he tomado esta frase como un reto. Además coincidía con mi visión sobre la problemática del retro-design de la que hemos hablado antes. Para mi la llave para darle un giro a esta situación no es otra que el coraje. El coraje de llevar adelante las ideas nuevas. Y la intuición, otro elemento fundamental. De hecho ésta fue la base de mi ponencia en unas conferencias sobre Diseño que hice en Bergamo recientemente. En definitiva es la capacidad de crear vínculos con elementos que no tienen una conexión aparente. 


¿Abstraiéndose a veces de lo que es puro diseño de automóviles?

Si, yo lo llamo "approach" multidisciplinar. Sin duda enriquece y te ayuda a pensar diferente y a encontrar soluciones originales. 

O sea que la intuición no nace simplemente de la estética, debe existir también de la sustancia. El trabajo constante y cotidiano con proyectistas,  con ingenieros aerodinámicos..., es fundamental. Te das cuenta de la infinidad de ideas e invenciones que hay aún por explorar, capaces de transformar el automóvil.


Así pues, ¿Como definirías a un diseñador? ¿Qué porcentaje de técnica, qué porcentaje de creatividad, qué porcentaje de intuición para conectar estos inputs que comentabas...?

Creo que un diseñador debe tener estas cualidades, si falta alguna pierdes siempre alguna cosa. No puedes plantear el proyecto de un nuevo Ferrari con una intención puramente estilística o sin conocer la técnica. La técnica la debes conocer, la debes aprender cada día. Aquí este proceso de aprendizaje no acaba nunca ya que las innovación es una constante en Ferrari. Si no conoces la técnica seguro que lo haces todo mal, es como si no entendieras el producto y jamás lo interpretarás de la forma correcta.  Hay que ver debajo de la piel del automóvil para comprenderlo y adaptar su forma final de la mejor manera.  Una de las cosas más fascinantes de esta empresa es la capacidad que existe de intervenir sobre la técnica. No se hacen vestidos. No hay plataformas modulares. Aquí hay una interacción continua con todas las áreas y departamentos. 


Así pues el proceso de diseño es mucho más flexible ¿?

La flexibilidad es el punto fuerte de Ferrari. Se cambia hasta el último momento cuando se cree que no se ha llegado al ápice desde el punto de vista estético y muchas veces se cambian todos aquellos elementos que hay debajo de la carrocería para obtener el equilibrio justo. En Ferrari no se habla de compromiso, sino de la mejor fusión entre las distintas áreas de esta marca.


En marcas normales, desde el primer sketch hasta tener el automóvil en la calle pasan unos 4 años. ¿Esta flexibilidad de la que hablamos permite a Ferrari reducir significativamente en tiempo el proceso de diseño?

En marcas generalistas hay vehículos que se gestan en poco más de 3 años, aquí tardamos sólo 2 años y medio. Aquí entra en juego la capacidad de reacción de Ferrari, el sistema Ferrari.


Ahora en Ferrari Design, a parte de desarrollar la gama de modelos de la marca habéis creado la sección "One Off". ¿Qué nos podrías contar de este departamento? ¿Que ofrece este programa?

Siempre ha sido una de las características típicas de Ferrari; ofrecer a un cliente especial la posibilidad de realizar un sueño, un automóvil único. Realizado a medida para él o siguiendo sus deseos o aspiraciones. No hacemos demasiados, máximo unos dos o tres al año. Antes los realizaban los carroceros que históricamente han trabajado siempre con la marca aunque ahora el Centro Stile de Ferrari también participa muy activamente en ellos.

Ferrari nunca hace "show-cars", es un principio de la marca. Tampoco hay la necesidad de anticipar cosas para ver que reacción tiene la gente, ni tampoco hacer estudios de mercado.  Sin embargo estos proyectos "one-off" nos sirven mucho como ejercicios de creación aún más libre. Los clientes saben que cosa quieren aunque normalmente se dejan guiar muy bien. El compromiso es sólo uno y muchas veces gracias a este diálogo directo aparecen ideas y soluciones aún más bellas. Es una oportunidad para explorar nuevos caminos, también para dar vida y utilizar soluciones interesantes que al final no se han llevado a producción en otros modelos.


Parece que vuelva la moda de los carroceros y los automóviles "haute couture" que se realizaban antaño para grandes artistas o empresarios...¿Quizás sea una bonita forma de conjugar historia y modernidad?

Es un práctica que se hacía fácilmente en los años 30 y 40, cuando se cogía un chasis y se le adaptaba un vestido nuevo creado a gusto y exigencias del cliente. En los años 50, este proceso cambia ya que con las carrocerías auto-portantes resulta más difícil intervenir. Los carroceros empiezan a devenir industriales.


Sin duda una práctica muy “Made in Italy”....Pininfarina, Zagato, Bertone, Touring....y ahora directamente Ferrari Design.

Por cierto, esta mañana al entrar he visto un F12 en color negro rodando; se veía estupendo. ¿En qué color lo escogerías?

En negro no, se pierde el contraste de las partes técnicas. Quizás en rojo o en un color claro. Por ejemplo el gris metalizado mate con el que lo presentamos en Ginebra. Es un color que utilizamos mucho en el estudio de diseño porque describe muy bién las formas, las líneas y los volúmenes. Convencimos a Montezemolo para utilizarlo en el debut del F12 y creo que acertamos....


...podríamos continuar hablando de coches, de diseño y de Ferrari eternamente...porqué Flavio es como la propia marca de Maranello; “pura passione”.


*entrevista publicada en el número #10 de Gentlemen Drive Magazine (2012)




61 vistas1 comentario

© 2017 www.gtcult.com for Gentlemen Drive Magazine