• Oriol Vilanova (Text and Photos)

Audi e-tron quattro

El Audi e-tron quattro es la gran apuesta en electromovilidad de Audi. Un modelo premium pero que marca la pauta para que la electrificación sea la tecnología “mainstream” en un futuro no muy lejano sino que ya tenemos muy cerca. Además la apuesta de Audi por el segmento SUV no ha sido casualidad sino una decisión premeditada para llegar a un gran target de clientes potenciales en todos los mercados donde está presente la marca de los cuatro aros. Además competirá de tu a tu con sus rivales en el mismo segmento; el Jaguar i-Pace y el Mercedes EQC.


Por tamaño, situariamos al e-tron entre el Audi Q5 y el Q7, un espacioso 5 plazas con gran capacidad de maletero y con toda la calidad y confort que esperamos de un Audi de gama alta. El nivel de acabados y el look and feel de todos los elementos sigue el patrón y los estándares de la marca alemana, aunque hay de- talles, como la iluminación, que nos dejan entrever que se trata de un vehículo “eco”. Una de las características de las que más se ha hablado en el e-tron, son sus retrovisores digitales. Uno de los primeros vehículos de producción en motar esta solución. Un detalle que sorprende pero y da un aspecto mucho más futurista al interior donde destacan dos panatallas integradas en sendos paneles de puerta que substituyen al espejo de toda la vida. ¿Pero son realmente eficazes estos retrovisores? Es inegable que es una solución atractiva aunque quizás no del todo práctica ya que uno precisa de un cierto periodo de adapta- ción para acostumbrarse a leer adecuadamente las pantallas. Seguramente a nivel de seguridad y de reducción de angulo muerto, el sistema digital sea más efectivo y ofrezca más detalle e información; pero llevamos años usando los espejos y hoy en día siguen siendo una solución más razonable y de mejor lectura y más inmediata. Como la mayoría de coches eléctricos, el Audi e-tron ofrece unos niveles de confort sobresalientes. Es realmente agradable conmutar en nuestro día a día sin apenas ruído y vibraciones; lo que hace que los desplazamientos sean muy agradables y menos estresantes. Pero en cambio, si nos queremos divertir al voalnte, el e-tron no aporta suficientes argumentos para poder hacerlo. Además de una plataforma muy equilibrada, sus motores y transmisión empujan con brío al conjunto además las levas en el volante ayudan a que la experiencia “deportiva” sea mucho más placentera. Follow our Instagram: @gentlemendrive @oriol.vilanova


4 vistas

© 2017 www.gtcult.com for Gentlemen Drive Magazine