© 2017 www.gtcult.com for Gentlemen Drive Magazine

  • Oriol Vilanova - @gentlemendrive

¡Bestial!, probamos el Mercedes-AMG GT63S 4-Door


Ni Porsche Panamera, ni Aston Martin Rapide, ni incluso el Audi RS6. Si quatro personas quieren volar a ras del suelo y disfrutar de un automóvil excepcional este tiene, hoy en día, un sólo nombre: El Mercedes-AMG GT63S 4 doors. Un auténtico deportivo camuflado con disfraz de berlina, pero capaz de poner los pelos de punta a los más exigentes y experimentados conductores.

De esos vehículos que al instante de ponerte detrás del volante se sienten sólidos, transmiten calidad y transpiran un ADN especial, una áurea que sólo pocas marcas son capaces de crear. Y la enorme experiencia de Mercedes a la hora de crear automóviles se nota en cada detalle. Pero aún más cuando las siglas AMG forman parte del conjunto. Y es que el binomio Mercedes y AMG lleva años demostrando su potencial deportivo y no tan sólo en la Fórmula 1 sino también en los exclusivos coches de calle como el que ocupa estas líneas.

Las cifras son de escándalo; 639 CV (470kW), una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.2 segundos, una velocidad máxima de 315 km/h y un par de 900 Nm. Evidentemente son sólo cifras, y muy abultadas; ¿pero las sensaciones que transmite están al mismo nivel?

Evidentemente hay modelos de Mercedes Benz con números parecidos o al menos muy cercanos pero donde prima más el confort que las sensaciones. Automóviles sobresalientes como el S63 Coupé o Cabrio. Sin embargo el AMG GT 63 S 4MATIC+4-Door es diferente. Se trata de un auténtico deportivo pura sangre. Creado como tal desde su concepción. Con un corazón V8 biturbo de 4 litros que bombea constantemente todo el saber hacer de AMG y que produce una sinfonía embriagadora. Y es fácil volverte felizmente loco jugando con las levas de su eficaz transmisión AMG Speedshift MCT de 9 velocidades. Quizás algo brusca para quien te acompañe al lado o en los asientos traseros, pero cuando tienes el placer de ser tu quien dirige la batuta y te sientas detrás del volante, la sutil brusquedad se convierte en una agradable sensación de vida, de adrenalina, de gozo.

Además, tanto su chasis como su dirección son tremendamente efectivas y precisas. Lo que juntamente con un tarado de suspensiones extremadamente equilibrado hace del conjunto un todo imbatible y un hueso difícil de roer para los que se atrevan a considerase sus rivales.

Después de nuestra primera toma de contacto nos hemos quedado con ganas de más y es que el flechazo ha sido fulgurante. Nos va a costar quitárnoslo de la cabeza. Aunque tampoco nos importa pensar en él constantemente.

Texto y Fotos: Oriol Vilanova @oriol.vilanova

Follow us in Instagram: @gentlemendrive

#gentlemendrive #oriolvilanova #amg #mercedesamg #gt63s #4door #testdrive #bestial #beast